“Obviamente hacemos una autocrítica, pero también estamos satisfechos y orgullosos”

·     A 4 años de los “30 Compromisos con el Mundo Evangélico” del Presidente Piñera, el hombre de la agenda presidencial se mostró optimista por lo conseguido y restó importancia al malestar que tienen algunos sectores de la iglesia sobre su gestión.

·     El ministro nos entregó el último informe de cumplimiento. “Algo que he aprendido como ministro que lleva la relación con las Iglesias Evangélicas es que como gobierno debemos ser muy respetuosos, y escuchar a todos sus liderazgos”, aseguró.

El 30 de octubre de 2013, mismo día que en La Moneda se celebraba un nuevo aniversario de la Reforma Protestante junto al Presidente Piñera, recibí una inesperada llamada: el Ministro Secretario General de la Presidencia, Cristián Larroulet nos invitaba a una entrevista para conversar sobre el último reporte de cumplimiento emitido por la ONAR en relación con las Iglesias Evangélicas.

De cara al 17 de noviembre próximo, La Moneda busca despejarc ualquier duda en el electorado protestante sobre lo avanzado en estos años y renovar la confianza que un sector de la iglesia depositó en Sebastián Piñeraen la pasada presidencial.

El ministro Larroulet nos confiesa que el próximo 11 demarzo volverá a la docencia universitaria. Se lleva eso sí un recuerdo imborrable del Mundo Evangélico:

Somos un gobierno de inspiración cristiana. El Presidente,la Primera Dama, gran parte de los Ministros creemos que ha sido muy importantela oración de un país con fe, que invoca a Dios. Y al término del Gobiernocorresponde señalarlo, valorarlo y agradecerlo. Pero también la contribuciónque hacen las Iglesias Evangélicas al progreso social del país. Esta es unabuena ocasión para reconocer ese enorme trabajo.

- Algunos aspectos de esta administración fueron excepcionales. Pero al interior del mundo evangélico igual hay cierta disconformidad. Lo que para ustedes fue un acierto, como el AVP, para las iglesias fue un engaño. Que las expectativas generadas al inicio del Gobierno no se cumplieron. ¿Hacen algún mea culpa al terminar el mandato?

Lo que percibo yo personalmente cuando salgo a regiones, cuando estoy con comunidades evangélicas, no es esa mirada crítica. Pero obviamente no todo es perfecto y queda mucho para avanzar. Hay una mentalidad de discriminación contra la iglesia evangélica. Y eso se debe a un fenómeno cultural. No basta la Ley de Culto, hay que cambiar los corazones como dicen. Hemos sostenido una lucha permanente desde aquí para que los pastores puedan predicaren los hospitales.

- ¿Se suspendió la entrega de credenciales de acceso que entregó la ONAR, finalmente?

No, porque ganamos en la Contraloría. Se reconoció la legitimidad de lo que habíamos hecho y todas las credenciales que habíamos emitido son completamente válidas. Ese es el típico ejemplo de un roce que existió. Otro problema fue el tratamiento tributario para las distintas iglesias (Circular9). Organizamos mesas de trabajo con el Ministerio de Hacienda, fuimos al SII y salió una nueva (Circular 45) que aclaró y despejó dudas.

Esos inconvenientes han existido. Obviamente hacemos una autocrítica pero también estamos satisfechos y orgullosos porque desde la ONAR corregimos esos problemas, y han significado un avance.

- Usted menciona 2 casos emblemáticos. Pero hay puntos en los “30 Compromisos” que definitivamente no se cumplieron: no hay ninguna iniciativa para modificar ni Ley de Impuesto a la Renta, ni Código del Trabajo, ni la Ley de Culto a pesar de todas las reuniones y sugerencias que ser han hecho.

Nosotros somos un gobierno que se mide por los resultados. Y si lees rigurosamente este informe de cumplimiento, verás que no hay ninguno donde no hayamos avanzado y hecho un aporte en estos 4 años. Por ejemplo, para reformar la Ley de Culto, hemos formado mesas de trabajo con todas las organizaciones. Porque hay algo muy importante que he aprendido como ministro que lleva la relación con las Iglesias Evangélicas: Hay que escucharlas a todas, hay que respetarlas a todas.

Ya tenemos un anteproyecto de perfeccionamiento, pero las propias iglesias nos piden que seamos rigurosos en estas materias para avanzar con paso seguro. Porque tu sabes lo que demoró la Ley de Culto previamente, y en consecuencia las propias iglesias nos dicen: “Hagámoslo bien, no queremos tener ningún retroceso”. Todavía se están recibiendo sugerencias, y por eso es tanimportante respetar la opinión de las múltiples iglesias que existen en el país. Los líderes del mundo evangélico regional me dicen: “Ministro, respétenos. Nosotros estamos aquí. Las iglesias de Santiago no nos representan a nosotros”.

- ¿Lo que no hapasado entonces es que el mundo evangélico se haya puesto de acuerdo para enviar las modificaciones a la Ley de Cultos?

Cada una pone hincapié en una materia sobre otra, y nosotros como gobierno tenemos que ser muy cuidadosos y escucharlos a todos. Esa ha sido la característica que hemos tenido desde el primer día.

- En relación con los temas valóricos se le dijo a los pastores que serían tomados en cuenta. Con el AVP (Acuerdo de Vida en Pareja) ardió Troya. ¿Usted cree que el AVP fortalecela familia o establece incentivos que debilitan el matrimonio y el compromisode los jóvenes para proyectos al largo plazo?

Mira la cantidad de medidas pro-familia que hemos iniciado, que son un compromiso esencial con el pueblo evangélico. Ese sello nadie puede negarlo. Sobre todo marcando el contraste con el programa de Michelle Bachelet por ejemplo, que es partidario del aborto, de la eutanasia, del matrimonio homosexual. El AVP, es algo completamente distinto del matrimonio y es una manera de proteger el matrimonio civil entre un hombre y una mujer.

- Hace 2 años atrás, en Chile no se discutía matrimonio homosexual. Después del AVP, las organizaciones homosexuales están hablando derechamente de “matrimonio igualitario”. ¿No habrá sido a causa de poner este tema en la agenda?

No al revés. La manera de proteger el matrimonio entre hombre y mujer es también reconocer que hay 2 millones de chilenos que conviven sin estar en matrimonio. Algunos de esos son heterosexuales, otros son homosexuales. En ese sentido el AVP apunta a que se puedan resolver problemas patrimoniales, de herencias que tienen esas personas que conviven. Pero la raya muy firme para defender que el matrimonio es una institución sagrada entre un hombre y una mujer.

- ¿A quién le interesa más el AVP? ¿Parejas heterosexuales u homosexuales?

No hay que hacer una diferencia en ese sentido. El punto está en que hay que permitirles una mínima protección patrimonial a personas que quieren convivir.

- Finalmente, ministro: ¿Por qué los evangélicos votarían por Evelyn Matthei?

Nosotros le hemos puesto mucha pasión a los 30 Compromisos, pero algunos no se agotan en 1 período. Requieren que la actitud del Gobierno sea trabajar permanentemente a favor de ellos. Hay que votar por Evelyn Matthei porque la vimos defendiendo los derechos de los trabajadores, y va a tener esa misma pasión para defender los derechos del pueblo evangélico durante su gobierno. Ella comparte la idea de crear en Chile una sociedad de valores que proteja a la familia y el matrimonio, que combata el aborto. Y también respeta mucho el mundo evangélico, porque viene de una familia luterana.

Las opiniones vertidas en nuestro sitio son de exclusiva responsabilidad de quienes las emiten y no representan necesariamente  la linea editorial de la Comunidad de Pensamiento y Acción Cristiana.